Agricultura, minería, medio ambiente y la búsqueda del equilibrio necesario para el desarrollo regional.

Gobernador del Cesar y presidente de la Federación, Luis Alberto Monsalvo, habla de las inquietudes que los mandatarios regionales piensan plantearle al jefe de Estado

Cielo Gnecco Agricultura, minería, medio ambiente y la búsqueda del equilibrio necesario para el desarrollo regional. Son los temas fundamentales que abordarán desde mañana los 32 gobernadores del país durante la 72 Asamblea de la Federación Nacional de Departamentos, evento que se llevará a cabo en Valledupar (Cesar) y que contará con la presencia del presidente Juan Manuel Santos y el exprimer ministro británico Tony Blair.

En diálogo con El Espectador, el gobernador del Cesar y presidente de la Federación, Luis Alberto Monsalvo, habla de las inquietudes que los mandatarios regionales piensan plantearle al jefe de Estado, que de una u otra manera apuntan a que se les dé participación a la hora de tomar decisiones en temas considerados neurálgicos para la comunidades, como la minería. Al mismo tiempo, reitera el respaldo de los gobernadores al proceso de paz con las Farc, reconociendo que será en sus territorios donde se jugará la paz en el posconflicto.

¿Qué se espera de la Cumbre de Gobernadores que arranca mañana?

Esperamos poder articular los esfuerzos entre los diferentes niveles de gobierno. Vamos a centrar la atención de esta cumbre en tres temas fundamentales para el país: el desarrollo agropecuario, la minería y el impacto ambiental que esta última puede generarles a los territorios. La idea es que desde estas tres iniciativas se vayan articulando algunas iniciativas. Lo que queremos definir son las fronteras que deben existir entre los dos sectores, porque por un lado el desarrollo minero ha ido captando una porción importante de los territorios, ha ido restando espacios a la seguridad alimentaria, que es muy importante para los colombianos. Este es un país netamente agrícola y en el caso del desarrollo minero hemos visto que la solicitud de licencias de explotación minera ha crecido mucho.

¿Exactamente qué les preocupa?

Por ejemplo, en el caso particular del Cesar, ya vamos en más de 300 mil hectáreas comprometidas en minería. Tenemos una de las explotaciones carboníferas a cielo abierto más importantes a nivel mundial. Eso nos ha representado problemas de impacto ambiental en el aire, desvió de cuencas hidrográficas, contaminación de los afluentes hídricos y, adicionalmente, estanos teniendo problemas con el nivel freático de la tierra. En el caso particular de este tema de la minería, el socavón es tan profundo que un helicóptero puede sobrevolar al interior de la mina. Casos como estos son los que queremos tratar en la cumbre de gobernadores y esperamos poder llegar a adelantar unos acuerdos con el Gobierno Nacional, porque en el caso de la minería de gran escala, esta tiene un manejo de orden nacional y no hay competencias de los territorios en esos temas.

¿Le ha faltado claridad al Gobierno en estos asuntos?

En cuanto a competencias, tenemos unos planteamientos por trabajar y unas consideraciones que son trascendentales para los territorios. En el caso particular de la minería a gran escala, caso específico del carbón, toda la competencia recae sobre el orden nacional, sobre funcionarios que en últimas no conocen de primera mano los problemas ambientales que tenemos.

¿Es decir, van a pedir autonomía?

Nosotros no estamos pidiendo que nos devuelvan las competencias en estos temas, sino que nos permitan participar de las decisiones. Necesitamos voz y voto a la hora de definir temas de gran escala relacionados con la minería. Es que los directamente afectados con el problema somos quienes lo vivimos. Difícilmente los de afuera van a venir a defender el territorio. Lo que queremos es que esas competencias sean compartidas. El nuevo sistema general de regalías distribuyó todos los recursos de forma equitativa para los colombianos y distribuyó la mermelada sobre la tostada, pero resulta que sobre esa tostada había un punto negro, que tiene que ver con el impacto ambiental. ¿Entonces ese punto negro como lo repartimos entre todos los colombianos? En el caso del Cesar, eso se queda aquí y ya tenemos más de 300 mil hectáreas comprometidas en un socavón que está contaminando el aire y las aguas.

¿Ha sido muy centralista el Gobierno en estos asuntos?

Nosotros desde la Federación de Departamentos venimos adelantando iniciativas para que la descentralización se convierta en una realidad. La autonomía de los territorios tiene que ser una realidad y no podemos seguir trabajando en un modelo de Estado que desde arriba pretenden hacer todo. Necesitamos territorios más fortalecidos y esa inquietud la tenemos no sólo la Federación sino que lo han expresado entidades como el Banco Mundial o el BID, cuyos estudios han permitido identificar cómo la autonomía territorial permite avanzar en las políticas públicas. Hoy en día, el 83% de los ingresos se manejan por parte del orden nacional, los departamentos manejamos solo el 5%, los alcaldes el 12%.

¿Y qué pasó con el nuevo régimen departamental?

Lo estuvimos promoviendo, tratando de sacarlo adelante, pero lamentablemente, en medio de todo este proceso electoral, no se pudo generar el eco ni lo pudimos promover este año. Seguimos a la espera, hay casos particulares de muchas gobernaciones que tienen dificultades para poder satisfacer las necesidades básicas de la comunidad, tienen muchos vacíos en cuanto a la estructura de gobierno. Hay secretarías de Agricultura, como la de Amazonas, que cuentan con un solo profesional universitario para trabajar. Para que el desarrollo llegue a las regiones, el proceso se debe hacer desde adentro. Por ejemplo, en el caso del Ministerio de Agricultura, hay funcionarios que visitan una región una vez al año y así es difícil que pretendan después manejar la política agropecuaria a distancia. Son temas que nos preocupan que desde la Federación queremos ir impulsando poco a poco.

Y en este sentido, ¿se le va a hacer alguna petición concreta al presidente Santos?

Queremos ir articulando las iniciativas. Sabemos que se ha avanzado en el apoyo a los campesinos. Dentro de ese tema, desde los territorios iremos presentando nuestras propuestas para que los planes e inversiones que el Gobierno está planteando se puedan concretar. Y vamos a proponer que nos permitan participar en el tema minero participar.

¿Habrá alguna posición frente al papel que puedan jugar las regiones en el tema de posconflicto, de cara a una eventual firma de la paz?

Ese es uno de los temas que queremos promover al interior de la Federación. Sabemos que son iniciativas que directamente van a relacionarse con los territorios, tenemos fe y confianza en el proceso, lo respaldamos y frente al posconflicto sabemos que tenemos que irnos preparando. No nos puede tomar por sorpresa, no podemos enfrentarnos a una situación en que lleguen los reinsertados y no sepamos qué hacer con ellos. Para garantizar que la paz sea duradera, hay que apoyar esos procesos de reinserción.

Fuente  ELESPECTADOR.COM

Cielo Gnecco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s